«

»

Dic 31 2016

[Análisis] Diferencial F1 Fenix Gear Diff

Hoy hablaremos del novedoso diferencial de satélites que han diseñado los italianos de Fenix Racing, en un principio diseñado para la escala F1, pero dadas las similitudes con otras categorías como las barquetas 1/12 o el Pro10 también se han adaptado para ser utilizado en estas escalas.

Su precio es su principal handicap, ya que es relativamente caro, y recalco lo de relativamente ya que dado el valor que tiene un diferencial completo de F1, veremos que es un precio bastante razonable y un precio de mercado.

En su bolsa obtendremos el eje de titanio y todos los componentes necesarios para su montaje en otra bolsa separada.

Una vez separado todo:

Los engranajes internos son metálicos, y revisados uno a uno y diente a diente buscando alguna imperfección, todo viene revisado de fábrica y bien mecanizado, por lo que no he requerido realizar ningún retoque. Aquí es donde aplicaremos el aceite de silicona, huntando estos dientes ligeramente con un aceite de densidad de entre 100.000 y 500.000. Se aplica poca cantidad, lo justo para lubricar y darle el efecto de elasticidad/resistencia que ofrece este tipo de aceite a todos los dientes del diferencial.

La otra parte, los planetarios, perfectos, sorprendido de la calidad de las piezas de plástico, han utilizado un plástico con bastante grafito o similar para darle resistencia a una pieza que estará sometida constantemente a esfuerzos.

El montaje del diferencial es tremendamente sencillo y prácticamente idéntico al montaje de un diferencial de bolas.

Sorprende el hecho de que no lleve rodamiento axial, tan sólo utiliza un sistema de apriete mediante dos arandelas cóncavas igual que en los diferenciales de bolas. Mediante el apriete de la tuerca regulamos la dureza del diferencial.

La ventaja de usar el diferencial de satélites es precisamente el poder llevar el diferencial muy blando sin que llegue a patinar, como suele pasar con los diferenciales de bolas cuando no están perfectamente regulados o simplemente con el aumento de temperatura, que varía el comportamiento. Con este diferencial el comportamiento y la tracción será estable y total.

Falta ahora realizar la prueba en pista para ver realmente sobre el asfalto qué tal se comporta con bajo agarre. La teoría dice que obtendremos mayor calidad de tracción y de frenada, al evitar que el diferencial haga de slipper y patine, la tracción debería ser mayor y más precisa. Veremos en la práctica qué resultado obtenemos.

 

 

¿Qué opinas?